Categorías
Sin categoría

Actividad Física en el Adulto Mayor un Factor Importarte a Considerar

La actividad física como componente de salud, pasa a ser una verdadera terapia equivalente a un fármaco cuando hablamos de sarcopenia primaria, termino referido a la perdida de masa muscular progresiva que experimenta un ser humano a partir de los 50 años de edad, en conjunto a la sarcopenia se acompañan otros cambios como la desmineralización ósea y perdida del equilibrio, en conjunto a esos cambios existe un mayor riesgo a contraer enfermedades crónicas como osteoartritis, artritis reumatoidea,  enfermedades cardiovasculares y enfermedades cerebrovasculares entre otras. 

La actividad física resulta tener un papel fundamental a la hora de ayudar a prevenir tanto los cambios fisiológicos como las enfermedades crónicas asociadas al adulto mayor.  

Es importante que a tu rutina de ejercicio incorpores trabajos de resistencia, fuerza, equilibrio y flexibilidad los que nos aportan en su conjunto todos los elementos necesarios para mantenernos sanos y activos. 

A continuación, te contamos en qué consisten los diferentes tipos de actividades mencionada anteriormente, los ejercicios de resistencia son aquellos que son mantenidos en el tiempo a una intensidad moderada, tales como caminar, andar en bicicleta, nadar entre otros.

Este tipo de ejercicios nos traerá beneficios a nuestro sistema cardiorrespiratorio, disminuyendo la posibilidad de contraer dislipidemias y/o hipertensión arterial. Así mismo los ejercicios de fuerza son aquellos basados en la sobrecarga ya sea con nuestro mismo peso o con la ayuda de un peso externo tales como pesas, balones medicinales, bandas elásticas entre otros, este tipo de ejercicio resulta fundamental ya que es el encargado de desacelerar el proceso de sarcopenia y osteoporosis. No podemos dejar de lado los ejercicios que aportan una mejora a nuestro equilibrio ya que serán beneficiosos para disminuir el riesgo de caída estos ejercicios pueden ir desde caminar sobre una línea recta, mantenerse sobre un pie o caminar sobre la punta de nuestros pies. 

Finalmente, y no menos importante son los trabajos de flexibilidad lo que nos ayudarán a mantener o mejorar nuestros rangos articulares estos los realizaremos elongando nuestras extremidades ya sea de manera activa o pasiva. 

Es importante que para comenzar una rutina de ejercicios consultes con un experto, En ICCUS Medicina Deportiva te invitamos a generar un cambio e incluir la actividad física dentro de tu rutina diaria para así tener una mayor calidad de vida.